Carta a mi yo de 14 años

Querida Carla 

¿Cómo estás? ¿Feliz después de vivir el mejor concierto de tu vida? ¿Feliz que pudiste ver a 5ive en vivo? ¿Mal porque todo se fue al carajo cuando volviste a clases y regresaste a la realidad que te toca vivir de lunes a domingo?

Pensarás que no te entiendo y que a esta edad ya no comparto tu dolor, pero aún lo recuerdo. Las cicatrices las tengo y me hacen más fuerte día tras día.

A este punto, lo más seguro es que te estés preguntando por qué te escribo, pero creo que tu mayor sorpresa es que te llegue una carta desde un futuro donde tenemos 32 años y aunque no lo creas, es un futuro donde estamos bien.

Sé que debes estar esperando que te diga que todo va salir bien, que al salir del colegio las cosas van a cambiar, que ya no te encontrarás con las estúpidas del colegio y que vas a encontrar gente que te quiera y te respete, sin volver a sentir dolor ni que te vuelvan a hacer daño como lo hacían en el colegio.

 

Lamentablemente no es así. 

 

La vida te va enseñar a través de muchísimos tropiezos, que siempre estamos en el colegio. La gente nunca evoluciona y sin importar la edad, va sentir envidia y van a querer hacerte daño. Las razones que tengan van a ser muchas y, en este punto, va dar lo mismo porque lo importante no son ellos, eres tú. Con todo esto vas a aprender que no puedes confiar en todo el mundo.

Eres buena y amable, tienes un corazón tan dulce que quieres entregar cosas buenas a todos y esperas recibir lo mismo que das. Tienes tus defectos, como todos, pero nunca ninguno de esos defectos merecen el trato que recibías y recibirás.

Mira, te contaré un pequeño secreto. No todos merecen lo que quieres dar, el mundo amable que quieres formar no existe, la misma gente es la que se encarga de matarlo al no agradecerlo, al darlo por sentado, al criticarlo y al entregar odio a cambio de la sonrisa que les das. Nos ha costado entender que no podemos caer en eso, pero nuestro complejo de Lisa Simpson nos hace salvar al delfín cada vez que podemos y siempre este termina mordiéndonos la mano. Pero lo bueno que sí tienes amigos que valen la pena y sí tienes una familia que te escucha, quiere y apoya.

 

Ya no estás sola.

 

Es justamente este tema el que me hace escribirte. Este fin de semana que pasó estuve viendo una serie que me llegó mucho, se llama 13 Reasons Why y trata a grandes rasgos sobre una chica que se suicida y que deja una serie de casetes con sus 13 razones por las cuales decidió terminar con su vida. Las razones que se explican son varias, desde sus propios errores hasta cosas muy fuertes que prefiero omitir. Pero de todo lo que le ocurre, el bullying fue una gran parte de sus problemas y lamentablemente el adulto que podría haber sido el salvavidas que necesitaba, la dejó ahogarse sin entender lo que había hecho. Esas fueron las razones por la cuales me acordé de ti y quise escribirte.

Esto va sonar a comercial y a mensaje genérico, pero te vas a hacer fuerte. Vas a sufrir, vas a llorar y vas a sentir que no le importas a nadie, pero ¿sabes? Me importas a mi. Tienes un futuro genial a la espera, un futuro donde vas a viajar, donde vas a poder ser ñoña y a nadie le va importar (de hecho ahora es casi cool serlo). Vas a llegar a un futuro donde podrás cumplir tus metas más importantes, ¡fuimos a Inglaterra! ¡Conseguimos ir a la tierra de 5ive! (no, no nos encontramos con ellos… y ah! Se van a separar en un par de años, pero después van a regresar y será genial), vas a titularte después de mucho esfuerzo y en la carrera que nos gustaba desde 1ero medio, vas a andar en convenciones ñoñas, vas a encontrar amigos y amigas que sí valgan la pena y lo más importante, vas a reencontrarte con tu mamá, se dará cuenta de sus errores, hablarán y serán el apoyo que ambas necesitan.

La vida te va poner pruebas Carlita, te hará llorar pero por cada lagrima que derrames, vas a recibir sonrisas y alegrías. Y no, no va ser más fácil vivir, pero tendrás más herramientas donde refugiarte cuando algo malo ocurra. 

Sé que en este minuto sientes que nada vale la pena, que a nadie le importas y que si no estas, nadie notaría tu ausencia. Créeme, en la U seguirás pensando lo mismo. Pero vas a encontrar razones para seguir viviendo, la vida te va dar la oportunidad de ser tu propia heroína y serás tú misma quien pueda rescatarte.

13 Reasons Why me hizo recordarte, el último capitulo lo lloré a mares. Me vi reflejada en cada instante y sentí que la prota, Hanna Baker, éramos nosotras rogando por una mano amiga que nos ayudase. La interacción de ella con el consejero escolar fue un reflejo más suave de esa vez que hablamos con la profe jefe jefe y ella nos culpó por lo que nos hacían.

No Carlita, no es nuestra culpa. El que los otros nos traten mal, nos rompan las cosas, nos persigan por la calle gritándonos tonteras, el que ese profe desagradable nos acose no es nuestra culpa. El mundo no nos odia, el mundo simplemente gira sin importarle quién viva en él o que ocurra. Lo que el resto nos hace es consecuencia de otros problemas, tú no eres más que un chivo expiatorio y créeme, el karma existe. Ese daño se da vuelta de la forma más fea posible.

Así que Carlita de 14 años, espera un poco más. Aguántate unos meses porque las cosas van a cambiar, te vas a ir de esas ciudad horrenda y llegarás a un colegio donde conocerás a las amigas que hasta el día de hoy, serán parte de tu vida.

No sigas el camino de Hanna Baker, por muy tentador que se vea, no es una opción. Eres muy valiosa para irte sin dejar nada atrás. Aún tienes muchas cosas por hacer y un mundo por recorrer.

Aunque parezca disco rayado, créeme, la vida que te espera no es más que una larga aventura. 

 

Te quiere, 

Tu yo del futuro.

 

PD: Me vas a odiar, pero te van a gustar los BSB cuando entres a la U. Y seps, irás a un concierto de ellos cuando tengas 30. Y nops, no vas a sufrir por eso porque los tipos cantan bien pero pucha que te vas a reír con lo viejos que son.
PD 2: ¡Sigue practicando inglés! A futuro te va ser super útil y hasta te va servir para aprender francés (y sí, que se joda la profe que se reía de nosotras porque gracias a tu francés te van a tratar bien en París).

——-

La entrada planificada para esta semana (en realidad, de la semana pasada) se ha atrasado mil, así que paciencia que ya se viene =_=
Y vean 13 Reasons Why, pero véanla no criticando a la victima o pensando en lo que ella podría haber hecho. Véanla desde la razón por la cual esté hecha: no te descargues con el resto cuando tienes problemas, nada se va arreglar con eso, además el resto no tiene la culpa y no se lo merece.

Deja un comentario