Preparativos EU 2015 | Antes de viajar

preparativos viaje

Tenemos los pasajes y las vacaciones aprobadas, pareciera que estamos listos y nada más nos hiciera falta. Pero la verdad, es que necesitamos un par de cosas más para tener en mente (sin importar si viajamos dentro del país o fuera de este -ojo que esto es tanto para chilenos como para otros países).


¿Qué necesitamos antes del viaje?

  1. Pasaporte y/o Cédula de Identidad

Aunque crean que esto es básico, conozco mucha gente que llega el día de viajar, están pasando por la policía y los mandan de regreso por estar con el carnet de identidad o pasaporte vencido. Hay que asegurarse de tener los documentos al día, siempre.
Por lo general los documentos son el último punto en nuestra lista de prioridades, superados por los deseos de irse pronto y armar la maleta. Pero hay que darles importancia si no tienes deseos de perder tiempo, dinero y buen humor.

Acá, un par de meses antes, revisa tus documentos. Si estos están por vencer, lo harán durante la fecha del viaje o simplemente vencieron hace meses y no te habías dado cuenta; entonces aún estás a tiempo de sacar los nuevos.

 

  1. Seguro de viaje

Si bien no es obligación, siempre es preferible estar preparado. Pero si vas a alguno de los países donde es obligatorio tener un seguro de viaje (especialmente si vas a la unión europea), entonces acuérdate de contratarlo con tiempo, teniendo muy claro los días que estarás afuera y la edad que tendrás cuando estés de viaje. Esto porque los seguros se contratan según lugar que visitaras, cantidad de días y edad del viajero.

 

  1. Visa

No, no me refiero a la tarjeta de crédito (ese punto está más abajito). Me refiero a Visa o Visado como el documento que legaliza el ingreso o estancia en un país a personas que no poseen esa nacionalidad. Por lo general hay visas sencillas que son aplicadas a los turistas por una cantidad limitada de días y no requieren de trámite alguno para obtenerlas (te entregan el timbre de “visa turista” al momento de ingresar al país específico).

Pero existen otras que sí requieren de permiso, por lo general estas aplican a gente que desee ir a trabajar al país en cuestión o simplemente cuando no existe un tratado de acceso como turista de nuestro país con el otro.

Por este mismo punto es necesario que revises si el país que visitaras cuenta con algún tratado en especial de ingreso de chilenos (o de tu nacionalidad) como turistas o si necesitas solicitar la visa de ingreso.

 

  1. Ir al médico y revisar tus medicinas

Si tus planes de viaje son adentrarte en la Selva Amazónica, conocer el Cuzco y llegar a Machu Picchu, irte a mirar aves en la Patagonia, descubrir los secretos en las calles de la India o cualquiera que signifique una actividad riesgosa y/o aventurera, es necesario que le hagas una visita a tu médico.
Pregunta si necesitas vacunarte contra algo, realizarte exámenes, etc. Siempre es preferible estar preparado antes de sufrir cualquier problema.

Además, si debes tomar alguna medicina en especial (como mi hermana que toma un medicamento contra la epilepsia), es recomendable que revises la dosis que deberás tomar allá y lleves una ración mayor. Así, por cualquier cosa, ya tienes a la mano tus medicamentos.

¡Ah! Pero si estás con las dudas de “¿y qué pasa si me duele el estómago o si me intoxico o si me resfrío?” A menos que vayas a perderte en medio de la antártica, no te recomiendo llevar cosas para eso. Hay farmacias en todas partes y siempre puedes aplicar señas para hacerse entender :)

 

  1. Dinero. dinero, el maldito y sensual dinero

Oh sí, el maldito y sensual dinero. No sé en el caso de ustedes, pero siempre dentro de mis presupuestos de viaje contemplo cuánto dinero llevaré.
Algunos se hacen una idea general, otros van a la “buena de Dios” como dicen por estos lados y otros, como yo, organizan un presupuesto máximo de dinero para gastar al día y eso lo multiplican por los días que estarán y voilà! tienes tu presupuesto de dinero viajero.

Pero independiente de si llevas un presupuesto diario o un total general, es necesario saber cómo llevarás ese dinero. Y es aquí cuando, en mi caso, se resume en dos opciones: cash o crédito.

Yo por lo general soy más fan de llevar una cantidad en efectivo y la otra en crédito, así, por cualquier cosa, tengo ambos medios de pago :)
Aunque admito que soy de llevar más efectivo y tiendo a usarlo más que el crédito (el cual dejo para pagar mis hospedajes y cositas varias que me tiento en comprar).

Lo que sí estimados, antes de viajar (unas semanas antes) es recomendable que hablen con su ejecutivo del banco y le comenten que harán un viaje y que usarán sus tarjetas. Esto es para:
a) Ver si puedes usar tus tarjetas sin problemas o si tienes que activarlas.
b) Informar al banco que harás giros en el extranjero, para que no te la bloqueen.

 

  1. Datos de navegación o el también conocido infame roaming

Dejé para el último este punto porque para algunos no es tema. Para mí, es primordial contar con una señal WiFi en donde me hospede (sea hostal, hotel, departamento). Es un punto que no tranzo por nada porque sé lo costoso del roaming.

Creo que a más le alguno le ha pasado (o le pasará) que va decir en peno viaje “voy a mandar un par de mensajitos sms a mi familia pa contarles como estoy” o “no creo que me afecte mucho si subo una fotito en medio de la Torre Eiffel, total, ¿qué tan caro puede salir?”
Para aquellas inocentes criaturas que aún no descubren al infame roaming, les aseguro que sí, sale muy caro.

Yo tuve la inteligente idea (nótese mi sarcasmo) de enviarme sms con mi mamá mientras viajaba, me dije “no creo que salga tan caro”.
¡Oh demonios! ¡Porquería cara! ><
Cuento corto, cuando llegó la cuenta del teléfono y venía el desglose de mis gastos con roaming, casi me fui de espaldas.

Así que moraleja aprendida, si voy a viajar tengo 2 opciones: usar sólo WiFi o contratar una bolsa de datos para navegar en el extranjero. En mi caso, me voy por la primera.

 

 

Existen otro tipo de puntos, como comprar una tarjeta  de memoria extra para tu cámara o revisar el tiempo, pero lo primordial es esto. Lo demás varía según viajero y tipo de viaje.

Espero que les sirvan estos consejos y nos vemos en la próxima entrada.

À la prochaine mes amis!

Deja un comentario