Semana 9 | Piazza del Duomo

Hace unos días me bajaron mis nostalgias viajeras.
Recuerdo cuando me levantaba temprano esos días en Florencia, tomaba mi mega desayuno del hostal (¡era increíble!), escribía un poco en mi diario de viaje y luego me largaba a caminar.
Es que caminar en una ciudad como Florencia es algo único. Puedes pasar horas perdido entre sus recovecos, girar en una esquina que crees conocer y ¡sorpresa! encontrarte en un lugar completamente nuevo.
Esta foto la tome durante la mañana, después de visitar la Galleria dell’accademia. Iba camino a la Piazza della Signoria y pasé por el Duomo. No tenía intenciones de quedarme mucho rato allí, ya que había pasado la noche anterior, pero las luces de ese día, la humedad, las calles mojadas me hicieron olvidar aquella idea.

Es imposible no quedarse encantado con la catedral y sus calles aledañas. Más si es una mañana fresca, con aroma a lluvia y un sol tímido que ilumina la ciudad.
Así que esta foto es una muestra de eso, de esa belleza silenciosa de las mañanas de la capital de la Toscana.

 

Pd: ¡Quiero volver!

Deja un comentario