Y la pregunta es: ¿qué llevaré en el bolso?

Todos hemos estado en la misma situación. Nos toca viajar al día siguiente, miramos la maleta vacía, el montón de ropa a un lado y entramos en la desesperación de no saber qué demonios llevar.

Yo soy súper organizada y aún así me han tocado viajes donde comienzo metiendo todo en el bolso y termino usando el 20% de lo que llevo. O peor aún, de lo que llevo nada me sirve o nada combina. Y, lamentablemente, soy alguien que le gusta vestirse decentemente la mayor parte del tiempo.

¿Qué hice cuando me tocó empacar para un viaje 100% sola?

Me puse a investigar.

Como buena geek que soy, encontré varios sitios web que te indicaban que, lo mejor para viajar solo, es empacar liviano. Pero el problema de estos sitios era la poca información sobre qué específicamente llevar para un viaje.

Qué tipo de zapatos son cómodos, que tipo de ropa, qué se ve mejor, qué es más práctico. ¿Acaso es mejor optar por ropa bonita o ropa práctica? ¿O ambas?

Hubo experiencias de bloggers que me sirvieron mucho y cuando me tocó empacar, me ayudaron bastante. Sin embargo terminé de todas formas, con una mochila pesada (10kg) cuya ropa me sirvió durante la primera parte del viaje, pero me sobró cuando llegué a Roma y su clima extra cálido (¡era casi invierno! Cómo podía hacer tanto calor).

Cuando regresé, sabía que había cometido errores en cuanto a mi ropa. Sí, era práctica y abrigada, pero cuando quería verme más “señorita” para salir de compras, nada en mi vestuario me servía. Debí comprar más ropa para verme más femenina y para compensar la falta de prendas veraniegas.

Obviamente no quería pasar por eso otra vez y cuando viajamos con mi hermana a Mendoza, fue cuando encontré el blog de Lady Light Travel. Y señoritas y señores, con este blog descubrí América.

La base de este blog es viajar, no importa si son 2 días o 3 meses, solo con una maleta. Y además, verte siempre chic y lista para cualquier tipo de ocasión.
Las lecciones de su creadora son basadas en el concepto de crear “listas de viaje” y estas son las versiones femeninas de la mejor lista de todas, el sitio de OneBag.com. La madre de todos los principios sobre cómo viajar ligero y con ropa que sirve para todo.

Porque la idea es llevar lo menos posible. No quieres acarrear un peso gigantesco a cuestas, sólo porque querías ir preparada para cualquier tipo de eventualidad.

Nope, funcionabilidad a toda costa.

 

La lista

Las listas son la forma más sencilla para empacar rápido, liviano y bien. Si no tienes un plan, entonces no tienes nada y terminas con muchas cosas que simplemente no desearías haber llevado.

Según OneBag.com, tu lista de qué ropa llevar debiera ser algo como esto:

– 1 chaqueta
– 2 a 4 camisetas/blusas (ropa para la parte superior)
– 2 jeans/faldas/capris (ropa para la parte inferior)
– 1 traje de baño* (si se requiere)
– 1 sweater/chaleco oscuro
– 1 paraguas o capa
– 1 parka, abrigo o su equivalente
– 3 pares de bragas
– 3 pares de calcetines
– 1 camiseta larga o pareo
– 1 bufanda o pañuelo o bandana.

 

Algo básico, ¿no?
Bueno Lady Light Travel es un poco más específica y siento que, en mi caso, se adapta mejor a lo que busco (viajar ligero y que todo sirva).

– 2 inferiores (jeans, falda, leggins, etc)
– 3 superiores (poleras, blusas, camisetas, etc)
– 1 sweater o chaqueta
– 1 bufanda o pañuelo
– 1 par de buenos zapatos para caminar
– Protección para la lluvia.
– 3 bragas (una para usar, otra de repuesto, otra para el lavado)
– 2 sostenes (uno para usar, otro para el lavado)

Puedes agregar como extras (sin abusar):
– 1 vestido
– Otro sweater
– Otro superior
– Zapatos bonitos y más formales.

 

Tienen que tomar en cuenta que estos ejemplos de listas base cuentan la ropa que llevas puesta. Así que con mayor razón, hay que planificar bien qué se llevará.

 

Planificar

Para crear la lista o, como también le dicen, cápsula de ropa perfecta en primer lugar debes investigar el clima de tu destino. Si son muchos, entonces prepara ropa que puedas usar en capas y que te permitan adaptarte a cualquier condición climática.
Recuerda que más frío es igual a ropa más pesada, pero no necesariamente mayor cantidad de cosas. Siempre un buen par de guantes, bufanda y gorro te mantendrán con buena temperatura.

Ahora bien, lo segundo a tener en cuenta es planificar los colores del “guardarropa viajero”. Elige 2 colores que combinen y organiza tus piezas en base a eso, verás como todo lo que lleves va combinar entre sí y ya no tendrás 2 atuendos, si no al menos unos 6 o más. Todo depende como combines todo.

Como tercero, siempre ayuda mucho montar toda la ropa en alguna superficie (cama) y ver cómo combinan todas las prendas. No seas piadoso y si algo no funciona, lo sacas.
Acá no sirven los “por si acaso”, o sirve o no. Sencillo.

 

Por último, cuando ya tengas la ropa y los accesorios, se cruel y comienza a quitar todo lo extra. No tengas miedo, verás como quitas cosas que en verdad, no iban a servir mucho.

 

Últimos consejos

Relájense. Recuerden que si algo les falta, siempre lo pueden comprar en el destino.
No hay para qué estresarse.
Lo otro. La ropa se lava, siempre habrá agua y jabón para lavar la ropa interior o las camisetas con olor a rayos.

¡Sean creativos! Verán como los accesorios pueden marcar la diferencia entre sus atuendos y verse siempre perfectas. Viajar no es sinónimo para andar desastrosas.

 

Y, si aún con estos consejos no se sienten cómodas, herpackinglist.com es un sitio increíble que encontré hace poco y que, estoy segura, les ayudará mucho con su equipaje segnorinas.
Contiene listas, tips y un montón de ideas para viajar liviano y chic por todo el mundo. Tiene incluso un listado con listas para cada tipo de viaje (que puedes leer aquí) adecuados a climas, lugares y épocas del año.
Llevo días metida en el sitio sacando ideas para viajar, así que espero que a ustedes también les guste.

 

Deja un comentario