Museo Artequin. Chileno con acento francés

Corría el año 1889, en Francia se celebraban los 100 años de La Toma de la Bastilla con una impresionante feria llamada Exposición Universal de París. Fue para esta ocasión que se construyó la famosa Torre Eiffel y un edificio denominado Pabellón París, que estaría dedicado a uno de los países invitados llamado Chile. Este peculiar edificio es lo que ahora conocemos como el Museo Artequin de Quinta Normal.

 

11-11-Review-Artequin04

11-11-Review-Artequin10

 

Como bien dice su slogan, el Museo Artequin se dedica principalmente al arte, la educación y la entretención. O sea,  el museo está pensado para mostrar y enseñar el arte de forma lúdica. Aquí no sólo puedes comprender las diferentes ramas de las expresiones artísticas, si no también, descubrir que el arte y la belleza se encuentran en todas partes.
¿Cómo logran todo esto? Por medio de actividades y talleres de gran variedad. Algunos van desde el estudio del color y sus aplicaciones en el mundo, hasta la historia de este mítico edificio o el rescate de nuestras costumbres.

 

Y lo mejor de todo, es que es para todas las edades.

 

11-11-Review-Artequin12

 

Cuando fui tuve la oportunidad de participar de 2 talleres. Uno era del color y el otro sobre cómo hacer pan.
El primero sufrió algunas adiciones. Como éramos bastantes adultos, además del taller del color, nos mostraron un audiovisual sobre la construcción del Pabellón París.
Lo entretenido, es que nos llevaron a analizar el edificio para luego aplicarle color al mismo en un dibujo.

 

11-11-Review-Artequin09

 

El segundo taller nos hablaba de la cultura gastronómica chilena en un audiovisual, para luego pasar a una etapa práctica, donde nos enseñaba cómo hacer pan y nos entregaban casi todos los materiales para hacerlo. Digo “casi todos” porque sólo faltó el horno, pero teníamos harina, agua, sal y polvos de hornear. Así que con eso, estábamos perfect.

 

Lo que más me gustó es que los monitores de ambos talleres son muy amables y simpáticos. No te miran raro por ser adulto y estar sentado en mini sillitas, al contrario, te tratan como a todos y te felicitan por tus creaciones.
Yo miraba a mi mamá pintar su Pabellón París, tal como si fuese una niña y luego andar con su dibujo para todas partes con una sonrisa de oreja a oreja. Eso señores, es impagable.

 

11-11-Review-Artequin08

11-11-Review-Artequin03

 

Por otro lado, la historia de este edificio es súper interesante.
Como ya bien dije, fue contraído en París en el año 1889 por el arquitecto francés Henri Picq, con motivo de representar a Chile en la Exposición Universal de París.

Ahora la pregunta es:

¿Por qué diseñarlo y construirlo allá si tenía que ser representativo de nuestro país?

Porque para participar y competir de la expo, una de las condiciones era contar con un edificio que fuese representativo arquitectónicamente y lamentablemente, en esa época, Chile no tenía una arquitectura muy característica. El miedo del presidente José Manuel Balmaceda, era no estar a la altura de las construcciones de otros países sobre todo México y Perú.

Esto lleva a Henri Picq a que diseñe un edificio con elementos que representaban a Chile (como las olas en la puerta de entrada) con un popurrí de otras cosas que aportaban belleza (como las columnas grecorromanas en la entrada).
Todo, a excepción de los ventanales, fue construido de forma desmontable en acero, hierro y zinc. Y fue traído a Chile en barco, una vez finalizada la expo.
Se armó y se dejó en el mismo lugar donde ahora está, la Quinta Normal y en 1986 es proclamado Monumento Nacional.

 

11-11-Review-Artequin07

11-11-Review-Artequin06

11-11-Review-Artequin05

11-11-Review-Artequin02

 

Datos extra

– Desde 1968 hasta 1992, el Pabellón París albergó al Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio.
– Puedes llegar al museo en auto o en transporte público. En auto, este se encuentra en Av. Portales 3530 y al frente, por el parque de la Quinta Normal, hay estacionamientos para dejar el vehículo sin problemas. En transporte público debes tomar metro en la línea 5 y bajarte en la estación Quinta Normal. Desde allí caminar al museo atravesando el parque (es más bonito ese recorrido).
– De martes a sábado, el museo cobra una entrada de $800 adultos (niños, estudiantes y adultos mayores, la entrada es de $500). Pero los domingos es con aporte voluntario.
– Los talleres y actividades son en su mayoría gratuitos, pero existen otros donde se debe pagar un monto a definir según el taller. Para asistir, hay que inscribirse en la entrada.
– Mayor información en la página del museo http://www.artequin.cl/

Deja un comentario